Viví la Liga en

Institucional

Fútbol: el entretenimiento más accesible

Precios populares para el deporte más lindo.

En una etapa complicadísima de nuestra economía, los clubes acompañan a socios y espectadores con precios populares. 

En épocas de picos inflacionarios, aguijones a los bolsillos y remarcaciones cotidianas de los precios, los clubes de fútbol vuelven a plantarse del mismo lado: el de acompañar el esfuerzo del socio o espectador de nuestras competencias e intentar hacerle más liviano el entretenimiento más consumido de nuestro país.

Resulta común que en Argentina el precio, por ejemplo, de la nafta, se ajuste asiduamente y se pase de un mes a otro a un 70% de aumento del litro. Y eso cuando ese incremento no es semanal, como ha ocurrido en los últimos meses… En cambio el fútbol, desde agosto del año pasado no había tenido un aumento en el valor de sus entradas. Fueron cinco meses de la mayor inflación de las últimas 3 décadas, y el costo de los tickets no sufrieron variantes. Al contrario de lo que ocurre con el resto de los productos de consumo o de otras variantes de la industria del entretenimiento y de la práctica del deporte, las instituciones de fútbol absorben gran parte de ese cimbronazo con la finalidad de sostener la cercanía de los socios, espectadores e hinchas al deporte más popular del mundo y que en nuestro país se ha convertido en una pasión sólo comparable con el fanatismo religioso. Y cuando se habla de popularidad la referencia es hacia el significado del fenómeno de masas, de masividad (porque en nuestra nación al concepto de “popular” se lo ha degradado y tergiversado tanto y tan extremadamente que se había convertido en sinónimo de actividad de mala calidad, de producto “berreta”). A saber: mientras una cuota para acceder, por ejemplo, a los servicios de un gimnasio ronda los $20.000 a $25.000 mensuales, el canon de un club de primera división por el mismo período varía entre $5.000 y $9.500. Y en ese valor, las entidades incluyen el acceso a las actividades de todas las disciplinas que se practiquen en la institución, a las instalaciones y -también- a los 2 partidos (promedio) en condición de local que dispute su equipo en el mes. Si se hila fino, resulta que lo que abona un socio de una institución es entre el 30 y 35% del valor de 2 entradas generales y con un servicio infinitamente superior. Y en esta metodología no se calcula -aunque existen en todas las instituciones de Primera División- el descuento por débito automático y los beneficios por planes familiares. Los clubes exponen su sustentabilidad aún a costa de poner en riesgo el equilibrio económico de sus finanzas.  Eso, con respecto a las ventajas de asociarse a una entidad. 

En referencia al valor de las entradas o del mismísimo pack fútbol, tanto los clubes como las empresas dueñas de los derechos realizan grandes esfuerzos para que la concurrencia de los simpatizantes al producto siga sosteniendo al fútbol con el rótulo de ser el entretenimiento más accesible de todos. Eso es indudable. Un socio de un club ingresa a 2 partidos por mes y a todos los servicios de la institución por $9.500 -la cuota social más elevada-, mientras que una entrada de cine 4D alcanza los $7.800, una de 2D llega a $5.600 o un ticket promedio a un teatro ronda los $8.000 pesos. Ni hablar de los conciertos de música que son otro boom de la industria del entretenimiento post pandemia: los valores de una entrada van de $30.000 a más de $100.000 si es una banda internacional. La entrada de fútbol, se recuerda, alcanza los $9.900, que lo abonan únicamente aquellas personas que no son socios de los clubes.

El pack fútbol, por su parte, tiene un precio de $4.360 y esa adhesión permite observar -mínimo- 56 partidos mensuales, a un valor de casi $78 por encuentro, siendo cada partido “un estreno” del fin de semana, y no una película/serie repetida, donde uno paga para volver a ver. Otra parte de la industria del entretenimiento, como son las aplicaciones para observar series y películas, rondan un promedio de $4199 pesos. Comparemos… 

Los 28 clubes de la Primera División del fútbol se han alineado y se sumergen en un gran esfuerzo para sostener la identidad del fútbol argentino. Ya se sabe que la pasión con la que se vive este deporte en nuestra nación es única, envidiada y halagada “in extremis” por deportistas, medios y observadores internacionales. Las imágenes de las constantes peregrinaciones de nuestros hinchas por todas las sedes del Mundial de Qatar o el apasionado recibimiento que le hizo el pueblo argentino a nuestra Selección campeona del mundo el 20 de diciembre de 2022 (más de 7 millones de habitantes salieron a las calles a participar de la fiesta, sin grieta ni divisiones partidarias), son marca registrada de nuestro sentido de pertenencia. Por eso el esfuerzo contenedor de los clubes en épocas de números ascendentes y bolsillos golpeados. Porque el glorioso y amado fútbol argentino se merece del esfuerzo de todos para seguir adelante, con la identidad y pertenencia que nos reconoce el planeta entero.

Compartilo en:

Más Info sobre Institucional